El congregarnos como familia en Cristo está en el corazón del evangelio. Dios se mueve y contesta el clamor de sus hijos cuando nos reunimos en armonía a buscar al Padre y adorarle. Su Palabra dice en el Salmo 133:1 “!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!” Y Hebreos 10:25 dice “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”

Por los últimos 3 meses el congregarse ha tomado un nuevo sentido, pero aunque no hemos estado juntos en el templo, nos hemos reunido de manera virtual y el mensaje ha seguido saliendo y alcanzando a muchos a través del mundo. Sin embargo, necesitamos regresar poco a poco al diseño de Dios para la iglesia local sin quebrantar las leyes actuales establecidas por las autoridades de la salud.

Lo más importante después de darle gloria a Dios y adorar juntos, es que nos mantengamos saludables y nos cuidemos los unos a los otros. Mantener las reglas de distanciamiento, de higiene y de protección las seguiremos con el propósito de guardarnos los unos a los otros. Lo demás está en las manos de nuestro Señor.

En cuanto a las iglesias, tenemos varias guías para la reapertura. Algunas federales, otras estatales y locales. El gobernador de la Florida en su orden ejecutiva 20-91, estableció que las iglesias se consideran un servicio esencial para la comunidad, lo que significa que nos podemos congregar, siempre y cuando mantengamos las reglas de higiene y distanciamiento. La lista de servicios esenciales de Florida, incluyendo iglesias, está AQUI.

El estado de Florida también hace referencia a normas del centro de control de enfermedades (CDC) las cuales son guías para organizaciones comunitarias de fe como las iglesias. Detalles de estas normas se pueden encontrar:
Link en Inglés.
Link en Español.

También el presidente Donald Trump declaro el 22 de mayo que las iglesias se consideran servicios esenciales y deben abrir lo antes posible. Un clip de esta noticia en español está AQUI.

Entendemos que este será un proceso gradual de re-apertura, siguiendo las recomendaciones de los expertos de la salud, pero al mismo tiempo creyéndole a nuestro Dios y cumpliendo su voluntad escrita en su Palabra eterna, la cual es la autoridad final en cuanto a la mayordomía del cuerpo de Cristo, su iglesia. No debemos obedecer leyes que vayan en contra de la Palabra de Dios o violen sus estatutos, pero si no, el Apóstol Pablo dijo en Tito 3:1: “Recuérdales que estén sujetos a los gobernantes, a las autoridades; que sean obedientes, que estén preparados para toda buena obra”

Plan de Re-Apertura de Restauracion en Cristo Internacional

Comenzando el Domingo 31 de Mayo:
Para comenzar tendremos nuestros servicios en el templo los domingos, pero los discipulados y talleres se mantendrán virtuales por Zoom los martes a las 7:30pm hasta que veamos que las condiciones mejoran y podamos regresar a los talleres de los martes. Los jueves los haremos en el templo, con los días alternados de oración, edificando el cuerpo, etc., pero será en el santuario principal para poder mantener las reglas de distanciamiento. Siguiendo las recomendaciones de la organización de control de enfermedades (CDC) para organizaciones comunitarias y de fe, seguiremos las siguientes normas:
En Inglés.
En Español.

Si usted ha estado expuesto al virus del COVID-19, o ha estado en contacto con alguien contagiado con el virus en los últimos 14 días, por favor permanezca en cuarentena en su casa por lo menos durante 14 días después de la posible exposición al virus. Si dio positivo en algún momento, necesitara dos resultados de prueba negativos para confirmar que el virus ya no está en su sistema.
Articulo CDC en Ingles.

El cuidado de niños no estará disponible por ahora y cada padre será responsable de cuidar y mantener a su propio hijo(a) a su lado.

• Habrá aproximadamente una separación de unos 6 pies de distancia entre cada silla. Familias que se quieran sentar juntos lo pueden hacer, siempre y cuando mantengan un distanciamiento físico con otras personas.

• Tratar de mantener un distanciamiento fisico de 6 pies entre cada persona. Cuando no se pueda mantener esa separación, se debe usar una mascarilla.

• Se recomienda el uso de mascarillas para evitar el posible contagio de otras personas cuando puede haber alguien que porta el virus sin tener síntomas. Se cree que una persona puede estar contagiada por varios días y contagiar a otros por varios días sin tener síntomas. Recientes estudios del CDC revelan que hasta un tercio de las infecciones del virus son asintomáticas.
Articulo en Ingles.

Sera responsable de traer su propia mascarilla para las reuniones en el templo.

Evitar el agruparse en áreas dentro del templo, cerca de los baños, en la cocina, y al final del servicio.

Practicar el lavado de manos frecuente con agua y jabón por 20 segundos. Si agua y jabón no están disponibles, usar hand sanitizer.

• Por mucho que lo extrañemos, por ahora debemos evitar los abrazos, besos y apretones de manos. Podemos saludarnos con un toque de codo.

• Después de cada servicio estaremos desinfectando las áreas de uso común con agua y cloro o algún limpiador desinfectante.

Habrán letreros en diferentes localizaciones del templo mostrando las recomendaciones más importantes del centro de control de enfermedades (CDC).

• Trate de traer hand sanitizer pequeño, personal, a cada uno de los servicios en el templo. Confiamos en las promesas de Dios que son en El sí, en El amen. Esas promesas de prosperidad y salud son eternas, pero nunca debemos evitar nuestra responsabilidad delante de Dios y no tentarle. El diablo tentó a Jesús a que se lanzara del pináculo del templo citando el salmo 91 diciéndole que Dios lo libraría si se tiraba. La respuesta de Jesús fue reveladora: “Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.” (Mateo 4:7)

Debemos hacer nuestra parte y Dios será fiel a la suya.